Contaminando el Espacio

Ha aparecido en Scientific American un interesante artículo (en inglés) sobre “protección planetaria”, es decir, los procedimientos que se siguen para asegurarse de que las misiones espaciales lanzadas desde la Tierra no contaminen con materia biológica otros cuerpos celestes ni, al contrario, se contamine la Tierra accidentalmente con posible material biológico procedente del espacio. Ya estaba al corriente de esto pero lo que me ha llamado mucho la atención es una mención de la reciente maniobra publicitaria de Elon Musk, en la que Space X, para probar su último cohete, lanzó al espacio uno de los coches fabricados por Tesla. Recuerdo que cuando oí la noticia de esta supuesta “hazaña” me pregunté de inmediato si el coche habría sido descontaminado, y cómo. Sabía, por ejemplo, que uno de los motivos por los que no se usa caucho en las ruedas de los vehículos de exploración planetaria, tales como el “Curiosity”, es para evitar introducir material biológico en otros planetas. Me pregunté si las ruedas del famoso Tesla Roadster habrían sido substituidas – por ejemplo, por unas de aluminio pintadas para que pareciesen de verdad. O quizá había completa certidumbre de que el vehículo no podía acabar estrellándose en Marte. Me resultó un poco frustrante que ninguno de los medios de comunicación en los que vi reflejada esta noticia se parase a discutir esta cuestión. Ahora este artículo en SciAm confirma mis peores sospechas: el coche no fue descontaminado, y la probabilidad de que acabe en Marte no es despreciable.

Hay dos hechos notables en esto. El primero es que Elon Musk y la gente que trabaja para él sean capaces de un logro de la ingeniería tan impresionante como el cohete Falcon Heavy, que es tan potente como un Saturno V pero, a la vez, re-utilizable, y a la vez tengan tal carencia de escrúpulos o incapacidad para prever las consecuencias de lo que están haciendo. El segundo hecho notable es que ninguno de los periodistas, muchos de ellos sin duda especializados en temas científicos y tecnológicos, que informaron sobre esto en su día se dio cuenta de que el proceso de descontaminación del coche, o ausencia de él, era una parte importante de la noticia -máxime teniendo en cuenta el énfasis que se ha dado a esto en relación con otras misiones espaciales, tales como la del “Curiosity” arriba mencionado. No puedo evitar pensar que esto se debe a que muchos de estos periodistas hacen poco más que repetir lo que les han dicho las organizaciones originarias de la noticia que están dando. Las agencias espaciales consideran la protección planetaria una prioridad y por lo tanto procuran que el público sepa que lo están haciendo y en qué consiste. En cambio, a Space X claramente les da igual y por tanto ni siquiera lo mencionan en sus comunicados. ¿Pero por qué no están ahí los periodistas para hacerles esa pregu ta incómoda?

https://www.scientificamerican.com/article/as-space-becomes-a-busy-place-nasa-bolsters-its-planet-contamination-police/?utm_source=The+Science+%26+Entertainment+Exchange&utm_campaign=cedd36f45e-EMAIL_CAMPAIGN_2018_07_11&utm_medium=email&utm_term=0_8a6927d448-cedd36f45e-438740293

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s